Lo increíble de los jóvenes...19/17

Sigo viva y cuantas reflexiones me ha dejado esta semana tan terrorífica, nefasta, dolorosa, angustiante, inquietante, de gran ansiedad, psicótica, con mucho miedo. Con muchos por qués, con muchas preguntas, con cansancio mental, con recuerdos hirientes y traumático de mi niñez. Dejar pasar los días para ir retomando las actividades, la cotidiano, la aburrida rutina, pero segura, necesaria, ahora con cierto pesar porque me han cambiado las ópticas severamente, me da miedo vivir en mi departamento, perderlo todo en 40 segundos, no tengo un seguro que lo proteja, preparar la maleta de vida, que ahora deberá estar siempre a la mano, porque estos sustos seguirán pasando, cuidar de mi hija, que me de tiempo sacarla, que en la escuela este segura, que sepa manejar la crisis al mismo tiempo ha sido tan esperanzador encontrar tantas sorpresas positivas con la gente...


Quería ir ayudar, quería poner mis manos, quería acompañar a mi esposo a dar comida, cargar escombro, alentar… pero me tocó cuidar a mi hija, que estuviera tranquila, desconectarla de las noticias sin que ella ignorara lo sucedido, darle seguridad, que recuperara la sonrisa, después de que lloró mucho, después de que se asustó al ver como se caía el pizarrón de su salón y las mochilas, niñas que se cayeron al bajar las escaleras, sentir que la escuela se movía, y no saber qué pasaba.. Tenía que regresar al mundo de la tranquilidad. Que no entrara al trauma de un terremoto que yo si viví a la misma edad de mi hija en 1985, paradójicamente, pero así es, como la espeluznante coincidencia de que temblara el 19 de septiembre, 32 años después y con mucho daños, aunque sigue siendo mucho menor, pero siempre con el miedo de que volverá a temblar y no sé si la siguiente me tocará a mi o los que amo… Con la psicosis del 85, viendo las noticias a todas horas, redes sociales, tratar de entender la magnitud y al mismo tiempo disminuir mi temor, mi ansiedad…


Así han sido estos días, de tanta distracción y tristeza por saber los que perdieron todo, perdieron a alguien que amaban, el duelo. Los infelices que aprovechan y roban ,asaltan,engañan, mienten para sacar ventaja, que nunca se acaba, que está en los genes de muchos mexicanos. Ver al imbécil del presidente, que no es necesario que se presentará, que entorpece, que está más preocupado por su imagen que la gente, Javier Sicilia decía "EPN No tiene corazón" ya lo sabemos, no lo queremos, me enoja más verlo... ¡¡¿Que no entiende que los despreciamos?!! mas coraje me daba sus frases como " Daré instrucciones"...


Y luego las noticias falsas, rumores, de esa niña en la que supuestamente llevaban horas tratando rescatarla y solo yo miraba a mi hija, imaginando la angustia de los padres, aunque no dejaba de llamarme la atención que Televisa le diera tanto espacio a esa “niña” cuando había 42 edificios más colapsados con personas atrapadas, algo no me checaba en esta patraña, los niñ@s lastimad@s y muert@s le duelen mucho a una sociedad, a un pueblo…

Personas despedidas por el alto ausentismo, sin entender que para todos ha sido una semana difícil.


Pero también me he llevado sorpresas tan gratas, que gracias a las enseñanzas de mi padre que es un gran filósofo creo en la humanidad, amo a la humanidad. Están pasando cosas maravillosas de este caos. Los más jóvenes ayudaron muchísimo, nos sorprendiendo a todos con su empuje, sus ganas de apoyar, el compromiso, solidaridad, no quedarse en su casa viendo Netflix, salieron a cooperar. A que por primera vez se rompe el récord en Chanche.org 1,768,357 simpatizantes en la iniciativa “Deben los partidos políticos donar los 12,000 millones a víctimas del Sismo 7 / 19 Sept” hay que seguir apoyando esta iniciativa Porque va cambiar la cultura de compra, porque los constructores se les va obligar hacer las cosas bien. Porque nos acercamos a los que amamos, porque la humanidad siempre mejora, porque hay esperanza, porque las coyunturas hacen que los pueblos evoluciones


¿ Qué aprendiste tú?

Importantes
Recientes

© 2016 Derechos Reservados. Puntoencomun.  

  AVISO DE PRIVACIDAD Nogal 94. Col. Santa Maria la Ribera, Cuauhtémoc, 06400, Ciudad de México