Soy Josemaría, tuve cáncer de mama, corro maratones y disfruto al máximo los beneficios de correr


Josemaria en Puntoencomun

“Correr te va a acabar las rodillas, correr es aburrido, correr es un deporte solitario e individual” son algunas de las frases que uno escucha con frecuencia al plantearse la idea de empezar a correr. No solo no estoy de acuerdo, sino que estoy convencido que correr es un deporte que trae a la mesa beneficios físicos, emocionales y espirituales y que están a la disposición de todos, sin importar presupuesto, horario ni lugar.


Yo empecé a correr en el 2008, y como muchas personas que conozco, empecé gracias a que un amigo me invitó, correr de vez en cuanto derivó en buscar mi primer 10K, luego pasé a Medio Maratón y de ahí al Maratón. Hoy en día llevo 12 maratones, el primero lo hice en 4 horas y 32 minutos y el último lo hice en 3 horas 6 minutos, de 2011 a 2017. En 2015 me diagnosticaron cáncer de mama, y corrí 5 semanas después de mi operación un maratón (el número 6) y durante mi tratamiento de 16 quimioterapias corrí otro (el número 7, aun cuando el médico me dijo que seguramente no lo terminaría).