NO le regales tu dinero viendo el documental de Kate del Castillo

Seguramente después de esta semana de arduo trabajo. Estará en tus planes ver la televisión todo el fin. Y quizás ya está en tu fila de películas por ver en Netflix el documental "Cuando conocí al Chapo". Que ha causado mucha controversia. Te doy varias razones para que NO FOMENTES MÁS ESTE GRAN PROBLEMA es dinero para el Chapo y Kate del Castillo, ya que cada descarga del documental Netflix les paga a ellos.


Sin duda Kate es una gran actriz, desde niña la admiraba, me fascinaban sus telenovelas, me encantó la Reina del Sur, la vi tres veces, en fin. LA ADMIRABA, eso cambió radicalmente el día que publicó esa carta que la acercó al Sr. Chapo.

"Hoy creo más en "El Chapo" Guzmán que en los gobiernos que me esconden verdades, aunque sean dolorosas, quienes esconden la cura para el cáncer, el sida, etc. para su propio beneficio y riqueza" Twitter 2015


Sostengo que es una gran actriz, que hace muy bien su trabajo interpretando los papeles que le pongan, pero es preocupante su forma de comunicar sus ideas. Y sinembargo la carta no fue grave sino que haya aceptado relacionarse con el Chapo sabiendo que lo estaban buscando.


Kate del Castillo es un claro ejemplo de nuestra mentalidad, ambigua, ambivalente, donde se enaltece al narco, donde dice que “cree más en el Chapo que en los gobiernos” ojo , yo no creo en ninguno de los dos, porque los dos de distintas formas le han hecho muchísimo daño a México. NO puedes aplaudir a personas que no le hacen bien a nadie, porque solo buscan su propio interés pasando por los demás. La comparación fue incorrecta, que corrige al final de la carta, pero no es su actuar al hacer negocios con el Chapo.


Las DROGAS al ser ilegales han enfermado a México, tanto para los que trafican como los consumidores. Recordemos que han propiciado mucha violencia, corrupción. La falta de ética ha sido caldo de cultivo para que vaya en aumento, y parte de este problema ha sido que la vida de los narcos se ha convertido en gran producto de entretenimiento para las televisoras normalizando una situación extrema de violencia.


El problema con Kate del Castillo es que no entiende lo que es MORAL que es la distinción dentro el actuar del bien y el mal, esto es muy grave para una persona pública que se jacta de preocuparse por los problemas sociales... decía Kate:


” No creo en la moral ya que varía enormemente entre el ser humano, creo en lo que me hace sentir bien o mal de mí para poder ir a dormir tranquila, pero no en lo que la sociedad quiere hacerme sentir."


A ella le hace bien lucrar con los derecho del Chapo, ( ahi esta su moral) y nos hace daño como país, darle MÁS dinero a un cartel que lo hace más poderoso y más difícil de combatir.


Sin duda Kate toca temas tan dolorosos, como la violencia de género, la sexualización en Televisa, corrupción en mucho de los políticos ¿Pero ella, peleando por tener los derechos del Chapo? Relacionándose con él cuando era una de las personas más sanguinarias de México ¿Dónde está su congruencia?. Más bien se victimiza para confundirnos y comprarle la versión que a ella la usaron, y al mismo tiempo se comportó como prostituta al tener relaciones sexuales con Sean Penn por negocios y declararlo públicamente, develando su intimidad, ¿A quién le importa? se dejó tratar como objeto, pero ataca la sexualización. Si pretende ponerse al tú por tú con los hombres me parece que esa no es la forma. Eso no dignifica a la mujer como género.


SOLO RECUPERARE un poco la admiración si le da la vuelta Kate del Castillo. Que ese dinero recaudado se vaya centros de rehabilitación, a organismos que fomenten el desarrollo de las personas. Que le devuelva a México un poquito de lo que se ha quitado y que le ha costado muchas vida, mucha sangre.


Este es el último párrafo de la carta de kate del Castillo juzgal@ tú mism@

"La vida es un negocio, lo único que cambia es la mercancía" ¿no?




Importantes
Recientes

© 2016 Derechos Reservados. Puntoencomun.  

  AVISO DE PRIVACIDAD Nogal 94. Col. Santa Maria la Ribera, Cuauhtémoc, 06400, Ciudad de México