Si hay crisis ¿Vale la pena pedir un crédito o préstamo?

Estamos en un situación global con muchísima incertidumbre. Se me han acercado a preguntarme algunas personas cuáles la opción para invertir, o cómo generar más riqueza en esta época de tanta inseguridad, donde la fuga de capital está sucediendo por muchas lados. La guerra comercial que se empieza a gestar entre los países más poderosos del mundo y eso hace que nadie quiera moverse de donde está, por miedo a las crisis. Que quienes las hemos vivido son complicadas. Aunque hoy por hoy los sistemas financieros mundiales están más sólidos, tienes más candados.


El no mover dinero, pedir préstamos o créditos porque se avecina una crisis es decisión muy poco pensada. Debemos de actuar al contrario, cuando hay incertidumbre, más debemos de trabajar, más debemos de invertir y por supuesto... cuidar el dinero. Seamos líderes de nuestra vida, no dejemos que la situación política, económica ni social nos afecte. Enfoquémonos a generar, a producir, a crecer nuestro negocio. Si ahorita tienes capital no lo utilices, ahorralo y pide un préstamo para hacer crecer tu producción, para modernizar, para contratar personal más calificado, invertir en tecnología, en aquellas cosas que nos puedan ayudar a mejorar el rendimiento de nuestro negocio, trabajo, etc. O incluso en la salud, ¿Hace cuánto que no te haces un chequeo médico?, si no estas bien de salud, no estarás bien para otras cosas.


Por lo mismo muchas veces se piensa que los créditos son malos por los interese que pagan, al contrario generar deuda es muy positivo para las finanzas, porque te ayuda a conservar el capital. Lo malo es cuando pides préstamos que no podrás cubrir en el plazo determinado y entonces si nunca más podrás ser acreedor. Pero el construir un historial crediticio fortalece tu credibilidad facilitando posibilidades de crédito de otra índole a futuro.




Otra facilidad de tenemos ahora, que gracias a las plataformas que te ofrecen microcréditos y préstamos rápidos. Con muchas facilidades sin tener que atenerse a la burocracia de los bancos, puedes checar, las condiciones, tasa de interés, etc. Lo mejor es que no te piden aval, como si lo hacen en muchos lados. Te resuelve situaciones que de momento no cuentas con el dinero.

Puedes solicitar tu mini crédito ahora pero ten en cuenta que siempre que pidas crédito debes tener capacidad de pago.

En esta plataforma Prestamosahora.es en particular en el préstamo puede ser en 15 minutos. Hay que llenar el formulario y continuar con lo que te piden, y en cuanto este autorizado tendrás el dinero en tu cuenta. Tu información está segura. Y cuando cumplas con el pago puntual, se te facilitaran más préstamos. Si siempre he dicho que hay que llevarla bien con el sistema financiero, pues los créditos dan más beneficios cuando los sabes utilizar.


Ahora bien es importante definir la diferencia entre un crédito y un préstamo: definición de préstamo: es una operación financiera en la que un prestamista (que puede ser un particular o, una un banco) presta a un particular o a una empresa una cantidad de dinero determinada en un plazo convenido y con unos intereses fijos. Esta cantidad debe ser reembolsada por la persona que pidió el préstamo en cuotas preestablecidas, generalmente de carácter mensual.La definición de crédito, por el contrario, varía sensiblemente en relación a la de préstamo. En un crédito no existe una “cantidad prestada” como sí existe en el préstamo. Al contrario, la cantidad que se presta es de carácter virtual, y el financiamiento corre por cuenta del banco o la plataforma con la que hayas contratado, y se va liquidando mes a mes de acuerdo al gasto. Esto sucede cuando el cliente se apoya en el crédito para no disponer en efectivo en el tiempo presente.


¿ Que necesitas un préstamo o un crédito? Entra ya









Importantes
Recientes

© 2016 Derechos Reservados. Puntoencomun.  

  AVISO DE PRIVACIDAD Nogal 94. Col. Santa Maria la Ribera, Cuauhtémoc, 06400, Ciudad de México