¿Por qué equilibrar la familia con el trabajo?

Hoy por hoy las nuevas familias que ahora se forman, son parejas en las que los dos trabajan fuera de casa y cuando tienen hijos desean compartir su cuidado y también las tareas domésticas. Estas “familias de doble ingreso” —como las llaman los sociólogos— doblan en porcentaje a las “familias tradicionales”, en las que el hombre es el único sustentador económico del hogar.

¿Pero qué es lo importantes de este cambio? ¿ Cómo no caer en la polarización de alguna de estas dos realidades familia o trabajo? Esta nueva realidad puede lograrse con éxito, siempre y cuando las dos universos se midan en su justo valor.

La clave esta en redescubrir que trabajo y familia se enriquecen mutuamente. Debemos revalorizar el trabajo del hogar y apostar por la creatividad y la innovación en las empresas para afrontar estos desafíos.

Aunque cada vez existan mas políticas públicas en las empresas, que facilitan el equilibrio entre trabajo y familia, que dan beneficios y facilitan la cultura del equilibrio, hoy queremos animar a nuestros lectores, a ser protagonistas del cambio emprendido, pues al final el reto de encontrar el equilibrio es personal.

Cada persona debe conocerse al tomar decisiones y ser coherente con ellas para lograr la ansiada simetría

Para lograr armonía es importante conocer las diferencias entre hombre y mujer ( retomaremos esta tema en el siguiente artículo) y ver que conseguir la conciliación será más fácil si se asienta en el amor verdadero.

Como recordaba el Papa Francisco en Molise hace ya un año: “Hoy quiero unir mi voz a la de tantos trabajadores y empresarios de este territorio para pedir que se realice un ‘pacto para el trabajo’. (…). Se trata de buscar conciliar los tiempos del trabajo con los tiempos de la familia.

El Papa recordaba en esa ocasión que se debía tener tiempo para el descanso dominical, sabiendo parar el trabajo para dedicarlo a la familia, y tener tiempo para jugar con los hijos que es algo muy importante en la labor educativa, así como fomentar la intimidad y la confianza.

El equilibrio trabajo familia es un reto global e intercultural que afecta en mayor o menor medida a todos los países, como lo prueba la insistencia de la ONU al haberlos escogido como uno de los 3 temas a trabajar en 2014: XX aniversario del Año Internacional de la Familia

También las conclusiones del Sínodo de la familia hacen hincapié en la importancia del esfuerzo de las asociaciones civiles para conseguir armonizar trabajo-familia.

Hay momentos en la familia que hay que cuidar MÁS que como cuidamos los billetes de nuestra cartera, nuestras credenciales o nuestro celular.

La importancia para la familia de sentarse alrededor de la mesa, no sólo para comer, sino para comunicar, celebrar, anunciar, preguntar, compartir, aprender, disfrutar… Es un tiempo precioso. Es el intercambio de ideas de los temas importantes. El lugar más poderoso del mundo.