Qué te valoren por ser emplead@

El reto de cualquier persona que quiera emprender, cualquier organización que quiera crecer. Siempre será conseguir a las personas idóneas que sepan tomar decisiones acertadas, que tengan conocimientos sobre administración, control, gestión, recursos humanos, etc. Estando al mando del dueño.

Llevo años escuchando, “Sigue tus propios, sueños, no el de los demás” emprende, no tengas miedo, busca el trabajo de tus sueños, etc. Es cierto, pero también es cierto que las grandes empresas, han crecido porque hay, ha habido y habrá grandes empleados.

Y los malos emplead@s le han enseñado a los dirigentes lo que no debe hacerse. Al final todo resulta aprendizaje y evolución.

La experiencia es una de las claves del éxito. No en balde algunos consultores cobran gran cantidad de dinero por horas de asesoría.

¿Pero qué es la experiencia? es:

• Equivocarse

• Intentarlo

• Arriesgarse

• Curiosidad

• Humildad ( saber que lo haces muy bien, y cuando lo haces mal)

Puede hacer mucho la diferencia en todo lo que hagas, porque todo esto te ayuda a capitalizar la experiencia desarrollando nuevos conceptos, nuevos métodos, nuevas formas de operar y de vivir. Por supuesto la dosis de creatividad.

Muchas personas han hecho maravillas, han hecho crecer otras personas, a las empresas. Y los que presumen de que han logrado sus sueños, han tenido que echar mano de otros para obtener.

No hay fruto, ni riqueza que la puede hacer una persona en solitario, sin que existe alguien más que creo en ello.

Las personas en conjunto desarrollamos mucho más que en lo individual. Que ahora la tendencia social permita el individualismo, no significa que no necesitemos de los demás, es inherente al ser humano el depender siempre de otros.

Que por más que nos quejemos de lo impersonal que se están volviendo las relaciones, sigue estando atrás personas que operan los medios para que se den las interacciones.

TODOS LOS EMPLEAD@S resultan impredecible, que hay quienes dicen “Todos somos necesarios, pero nadie es indispensable”.

Yo sostengo que sí, todos somos necesarios, en su momento somos indispensable para alguien más. Pese a ello el Factor humano es el fin de cualquier organización, no el medio como muchos lo manejan, despersonalizando y olvidando que sin personas NO HAY NADA

Importantes
Recientes

© 2016 Derechos Reservados. Puntoencomun.  

  AVISO DE PRIVACIDAD Nogal 94. Col. Santa Maria la Ribera, Cuauhtémoc, 06400, Ciudad de México