Dejar de ser o no, godín... esa es la cuestión

Hoy es lunes, empezando una nueva semana de trabajo y quizás muchos de ustedes han estado pensando, desde hace algún tiempo, mandar a volar al jefe. Están estresados, y están queriendo tener su independencia. Después de 2 años de estar por mi lado, disque buscando " ser mi propio jefe"... hoy te digo que esto de la vida de emprendedor no es para cualquier y se requiere mucha resistencia... así que piénsalo muy bien.


Te voy a contar el detalle de mis días como transcurrieron para decirte todas las cosas horribles que me pasaron, de lo wannabe que fue mi vida de emprendedor y que NADIE me dijo

Ser o no ser godín, esa es la cuestión, puntoencomun


Dia1. Me levanté, rutina godin... ya sabe preparas tu lunch, con el guisado de la semana para llevarlo en tu tope, escoges tu ropa y sales corriendo porque nunca calculas el tiempo, entonces ya se te hizo tarde y llegas a la oficina rayando... Pero ese día me hizo enojar mi jefe como muchos, ya quería tirar la toalla, pero en ese momento me dije, bueno aguanta porque tienes cuentas que pagar. Entonces a media mañana me salí a comer chilaquiles muy tranquilamente hasta que me llego un mensaje de mi horrible jefe diciéndome que me regresara a la oficina y que ya no fuera a las citas que tenía programado, mi corazón empezó a latir porque ya sabía que me tocaba cuello. Suspiré y dije, bueno al menos me van a liquidar.


Fui a Recursos Humanos y bueno lo que siempre te dice " eres una persona muy cara, hay muchos ca