Señales graves de jefes Tóxicos

1. No te dejan innovar porque dicen que ya está todo probado y según ell@s saben que funciona y que no.

El cambio siempre significa esfuerzo y no están dispuest@s a soportarlo.

2. Son muy injust@s porque te exigen total compromiso, lealtad, entrega, resultados, productividad al

máximo, dedicar más de 10 horas de trabajo sin motivación, ni reconocimiento hacia tus logros, porque

ell@s piensan que es tu “obligación hacer las cosas bien”, no garantizan tu tiempo en las organizaciones, en cualquier momento te despiden. No desarrollan relaciones equitativas, en las cuales “si das más, más ganas”, al contrario, “si das más, más te exijo”

3. No tienen apertura. No te dejan hacer las tareas diarias de otra formar, no delegan, no te permiten tener

iniciativa, hacen juntas poco productivas, no les gusta escuchar.

4. Son controlad@res. Tratan a sus colaboradores como niñ@s, porque no confían en el criterio de nadie. Hay

que consultar todo con ell@s, sino están de acuerdo, no te dejan proceder aunque no tenga fundamento.

No se guían por los resultados sino por lo presencial, para ell@s el que estés en la oficina todo el día, desde temprano, es sinónimo de productividad y cuando son cuestionad@s por ello no asumen la responsabilidad y culpan a sus subordinad@s. No dejan que te equivoques, toda la información tiene que ser revisada por ell@s.

5. Son inseguros no permiten el desarrollo de las actividades, mejorar los procesos, etc, no promueven la

creatividad, no distribuyen el trabajo y no tiene claridad mental. Siempre están pensando que todo el

mundo conspiran contra ell@s, no dejan que su gente destaque, son hirientes, les gusta humillar. Si tienes

una buena idea o concepto se la apropian.

6. Abusan de su suerte quieren mantener a la gente sometida, se aprovechan de su autoridad para hacer lo

que ell@s quieren que hagas y te amenazan con el despido sino cumples con su voluntad. Much@s de

ellos llegaron a ese nivel por circunstancias, porque les caía bien a sus jefes, porque la empresa pensó que

era el menos malo y quizás porque quienes los eligieron decidieron que era la mejor opción.

7. Hacen que odies tu trabajo porque creen que si te tratan bien, trabajas menos. Les gusta castigar, poner

en evidencia, hablar mal de los demás, crean terrorismo laboral con frases como “ si no haces las cosas

como yo te digo, te voy a correr”, “ no me puedes saltar porque yo soy el que manda”, “sino estas a la

hora que te digo, no sirves para nada”, “tienes que hacer lo que te pido porque soy yo el que te pago”. te

insultan cuando te equivocas generando ambiente de hostilidad.

Importantes
Recientes

© 2016 Derechos Reservados. Puntoencomun.  

  AVISO DE PRIVACIDAD Nogal 94. Col. Santa Maria la Ribera, Cuauhtémoc, 06400, Ciudad de México