Eres tóxico(a) o tienes un jefe así, señales de jefes difíciles...

Ojala que el tener un jefe malo fuera raro, la realidad es que es más común de lo que imaginamos, y por lo mismo es necesario detectar para saber qué hacer. Así mismo si eres jefe, tienes gente a tu cargo, sería bueno que reflexionarás que tanto tienes estas características.

Por ello identifiquemos las señales y después como solucionarlo. Sino de lo contrario perderás tu trabajo.


1. No te dejan innovar porque dicen que ya está todo probado y según ell@s saben que funciona y que no.

El cambio siempre significa esfuerzo y no están dispuest@s a soportarlo.


2. Son muy injust@s porque te exigen total compromiso, lealtad, entrega, resultados, productividad al máximo, dedicar más de 10 horas de trabajo, sin motivación, ni reconocimiento hacia tus logros, porque ell@s piensan que es tu “obligación hacer las cosas bien”. Sin embargo no garantizan tu permanencia en las organizaciones, en cualquier momento te pueden despedir. No desarrollan relaciones equitativas, en las cuales “si das más, más ganas”, al contrario, “si das más, más te exijo”.

3. No tienen apertura. No te dejan hacer las tareas diarias de otra formar, no delegan, no te permiten tener

iniciativa, hacen juntas poco productivas, no les gusta escuchar.

4. Son controlad@res. Tratan a sus colaboradores como niñ@s, porque no confían en el criterio de nadie. Hay que consultar todo con ell@s, sino están de acuerdo, no te dejan proceder aunque no tenga fundamento.

5. No se guían por los resultados sino por lo presencial, para ell@s el que estés en la oficina todo el día, desde temprano, es sinónimo de productividad y cuando son cuestionad@s por ello no asumen la responsabilidad y culpan a sus subordinad@s.


6. Hacen cuellos de botella, ell@s, tienen que revisar toda la información, además te piden que les copies en todos los correos que envías, para tener contro del todo.

7. Son insegur@s no permiten el desarrollo de las actividades, mejorar los procesos, etc, no promueven la creatividad, no distribuyen el trabajo y no tiene claridad mental. Siempre están pensando que todo el mundo conspiran contra ell@s, no dejan que su gente destaque, son hirientes, les gusta humillar. Si tienes una buena idea o concepto se la apropian.

8. Abusan de su suerte quieren mantener a la gente sometida, se aprovechan de su autoridad para hacer lo que ell@s quieren que hagas y te amenazan con el despido sino cumples con su voluntad. Much@s de ellos llegaron a ese nivel por circunstancias, porque les caía bien a sus jefes, porque la empresa pensó que era el menos malo y quizás porque quienes los eligieron decidieron que era la mejor opción. O porque tuvieron buenos resultados, pero su capacidad de gestión de personal es nula.

9. Hacen que odies tu trabajo porque creen que si te tratan bien, trabajas menos. Les gusta castigar, poner en evidencia, hablar mal de los demás, crean terrorismo laboral con frases como “ si no haces las cosas como yo te digo, te voy a correr”, “ no me puedes saltar porque yo soy el que manda”, “sino estas a la hora que te digo, no sirves para nada”, “tienes que hacer lo que te pido porque soy yo el que te pago”. te insultan cuando te equivocas generando ambiente de hostilidad.


Por supuesto que con la llegada de la NOM035 esto tendrá que disminuir pero aun así es importante tomar medidas para evitar que tu relación se complique. Pues siempre va haber situaciones que hab´ra que lidiar con el jefe que no nos guste.

  1. Primero que nada tú mismo ser honest@ y asumir lo que haces mal, porque muchas veces ponemos en el otro, lo que nosotros nos somos capaces de aceptar.

  2. De los 9 puntos cuáles son los que más te afectan y cuáles son lo que puedes vivir, mejor aún, cuáles de esto te pueden ayudar a que tú seas mejor en tu labor.

  3. Busca acuerdo y negocia con tu jefe, siempre el dialogo ayuda y en la medida que comprendes las formas de ser de las personas es más llevadera la situación.

  4. Observa que hace bien él o ella y enfócate en lo positivo, recuerda algo bueno lo llevo ahí. Todas las personas tenemos cualidades, y circunstancias que nos han llevado a ser como somos, hay que conocerlas y comprenderlas.

  5. Enfócate en tus resultados y evita llevar cuestiones personales, para que no te afecte más de lo necesario.

  6. Busca la manera de ser lo más cordial porque eso suaviza las relaciones ásperas.

  7. Si haciendo todo esto sigue siendo muy desgastante la relación, deberás hablar con alguien para que te muevan o empezar a buscar otro empleo. Sin duda las relaciones desgastante con lo jefes te termina mermando la salud, es cuando comienzas las enfermedades y las ausencias empeorando la situación. Es importante identificar a tiempo y evitar que las cosas suba de nivel.

Déjanos tu comentario por si requieres alguna asesoría más precisa



Importantes
Recientes