Eres tóxico(a) o tienes un jefe así, señales de jefes difíciles...

Ojalá que el tener un jefe malo fuera raro, la realidad es que es más común de lo que imaginamos, y por lo mismo es necesario detectar para saber qué hacer. Así mismo si eres jefe, tienes gente a tu cargo, sería bueno que reflexionarás que tanto tienes estas características.

Por ello identifiquemos las señales y después como solucionarlo. Sino de lo contrario perderás tu trabajo.


1. No te dejan innovar porque dicen que ya está todo probado y según ell@s saben que funciona y que no. El cambio siempre significa esfuerzo y no están dispuest@s a soportarlo.


2. Son muy injust@s porque te exigen total compromiso, lealtad, entrega, resultados, productividad al máximo, dedicar más de 10 horas de trabajo, sin motivación, ni reconocimiento hacia tus logros, porque ell@s piensan que es tu “obligación hacer las cosas bien”. Sin embargo no garantizan tu permanencia en las organizaciones, en cualquier momento te pueden despedir. No desarrollan relaciones equitativas, en las cuales “si das más, más ganas”, al contrario, “si das más, más te exijo”.

3. No tienen apertura. No te dejan hacer las tareas diarias de otra formar, no delegan, no te permiten tener iniciativa, hacen juntas poco productivas, no les gusta escuchar.


Jefes tóxicos Punto en Común