Julia, Quiero matar a mi jefa, quiero abrazar a la mamá de Valeria

Odio a mi jefa con todas las fuerzas que se pueda sentir. Una vez más me pidió que me quedará hasta las 7 de la noche a una junta para revisar el plan del 2018. Llevo varias semanas llegando muy tarde a mi casa sin ver a mis hijos. Es una tortura. Todos me dicen que renuncie, pero me da muchas ganancias que se vuelven secundarias. Cercanía de mi casa, muy buen sueldo, me fascina lo que hago, me encanta la empresa. En fin, no está fácil.


Empezó la junta terminado a las 9:00 de la noche, y nos pidió que regresáramos al día siguiente a las siete de la mañana para terminar el plan. Pues había que enviarlo a Francia y el tiempo se terminaba para ser aprobado. Pronto mi jefa le dijo a Juan, un colega, que no era necesario llegar temprano. Se fueron todos. Nos quedamos ella y yo


Me acerqué a ella, molesta yo, le comenté que yo también necesitaba llegar tarde porque hacía muchos días que no veía a mis hijos. Me miró muy feo, movió la cabeza con desaprobación. Le cuestioné por qué dejaba que Juan llegara más tarde y a mí no. Reaccionó enfurecida y me respondió: “- Porque él es hombre, porque va ir hacer un trámite y tiene que ir a cuidar a su mamá”. Pronto respondí en un tono muy molesta, ¡¿Qué?! Y yo tengo dos hijos.