8 formas de ser ambici@ pero con integridad

“He observando una pareja que han logrado muchísima riqueza en poco tiempo por sus empleos”. Me platicaba un buen amigo. ¿Cómo lo han logrado? pregunté. Él me respondió. “Ambición, astucia y no tener principios. La esposa de este señor va por la vida buscando generar dinero, le encanta figurar en eventos públicos, deja muy claro cuáles son sus intenciones. Seduce a sus clientes, presiona a su marido, que actualmente es CEO de una empresa que factura más de mil millones de pesos al año, para hacer ciertos movimientos empresariales que los favorezcan. Incluso ha aconsejado a su marido que convenza a los dueños de la empresa, que vendan el negocio, para que obtengan ellos comisiones por la venta. Ha sido muy claro en la industria que esta pareja no disimula moral, no les importa que sepan cuáles son sus intenciones. No fingen que le interesan las causas sociales. Dejan muy claro que quiere subir de posición, rodearse de las celebridades y gente adinerada”.

¿Cuántas parejas hay así? Conozco un par. Pero la ambición ¿Está peleada con la ética? Si cuándo la ambición te lleva a destruir personas.


“Esta pareja que ha logrado mucha riqueza. Entre ellos hacen muchos negocios beneficiando a la empresa de ella, ella se trajo una marca de ropa. Esos son conflictos de interés. Despiden gente cuando sus interese se ven afectados. O cuando se siente amenazado.

Tiene años conduciendo así. Seguramente hay muchas parejas que laboralmente así operan generando mucha riqueza”.


pareja ambiciosa


Concluyo que si se puede ser ambicioso. Se puede llegar muy lejos con un alto nivel de integridad. Estas parejas no son ejemplo, pero hay que aprender de ellas en algunos ángulos.