Hablemos de las nuevas masculinidades

El género, tema complejo, pero es necesario analizar, discutir, hablar, y reflexionar. Para mí la mejor parte de toda esta situación es que nos empuja a empezar a ver a la “persona” en todas sus dimensiones, más que por género. Explico por qué:


Primero que nada, entendamos a que se refiere género, de acuerdo con el Organismo Internacional del Trabajo (OIT) es el conjunto de características psicológicas, sociales y culturales (creencias, rasgos personales, actitudes, valores, conductas y actividades) socialmente asignadas a las mujeres y a los hombres.

Ahora revisemos el concepto de Sexo: conjunto de características físicas, biológicas y corporales con las que nacen las mujeres y los hombres; es naturalmente inmodificable; corresponde a una categoría individual puesto que cada persona tiene su propio sexo.

Comprendiendo las diferencias entre estos conceptos es muy importante seguirnos identificando con los géneros porque nos permite pertenecer a una comunidad, además de la asignación que tuvimos al nacer y todas las implicaciones que tiene, no es que sea bueno o malo, sencillamente es parte de nuestra condición humana, por lo mismo es fundamental estar consciente de lo que somos, por qué somos. Que muchas veces el “ser” es más por cuestiones sociales y no por lo que hemos reflexionado, o trabajado a nivel personal por medio de la introspección, procesos terapéuticos entre otros.


Para que iniciemos procesos personales y comprender cuales son los comportamientos que la propia sociedad nos ha impuesto para poder ubicarnos, necesitamos muchas veces acudir con especialistas que nos clarifiquen, nos motiven a desarrollar nuestros motivos personales, a comprender nuestra realidad, etc. Por ejemplo Dyadis Psicologia


Además en muchos ámbitos se están abordando estos temas de distinguir los temas género que ponen en jaque a muchas personas por cuestiones ideológicas, religiosas, porque no comprenden los orígenes, la raíz de todo esto. Sin entender esto no podemos enfrentar esta coyuntura con mayor paciencia, entendimiento y empatía; al final uno de los objetivos de estos movimientos sociales es visibilizar a muchos grupos de personas que por ser diferentes han sido rezagados, discriminados, hasta incluso asesinados. Por lo mismo antes esta violencia han surgido muchos grupos que están luchando para cambiar políticas públicas, que se visibilice a los grupos minoritarios, sin importar formas de pensar, de ser, de creer, etc.

Además cualquier persona merece ser tratada con dignidad y respeto. Convirtiéndose en derechos universales.


Al final todos estos procesos de la humanidad nos deben hacer pensar y replantear formas de vivir, de actuar para hacerlo con mayor responsabilidad hacia los demás, sin importar quien sea. Ahora bien, toda esta resolución de comportamiento, parte mucho de los mandatos sociales e imposiciones que han generado muchísima violencia.

Empezando por cómo se ve al género masculino, por ejemplo, que debe ser el proveedor, los hombres no lloran, no deben expresar sus sentimientos, hay una continua censura emocional

También que tanto hemos encasillado al hombre, como una máquina sexual, o que tiene que ser fuerte, también esas enseñanzas han cuartado mucho la propia sensibilidad de los hombres, incluso cuando hay hombres que rechazan relaciones sexuales con mujeres inmediatamente vienen los juicios, como eres gay , seguro no se te para, cantidad