¿Cómo combatiremos el acosos sexual si algunas son las primeras en provocar?

Ya hemos hablado del Acoso sexual, y el mobbing y qué hacer en esos casos, un problema muy común y muy grave cuando no se atiende. Pero el famoso #MeToo está trascendiendo al grado que solo hay una víctima “la mujer” y el eterno victimario “el hombre”. Hoy volvemos a escuchar a Karla Souza haciendo una denuncia que había sido violada por un productor. Este asunto que sin duda ha ayudado a que más mujeres tengan el valor de denunciar, también se están llevando entre las patas a los hombres y familias porque empiezan toda la campaña de desprestigio, pérdida del trabajo, etc. Cuando las mujeres también somos responsables de maneras directas e indirectas.


Siempre he dicho que hasta una mujer que se dedica al sexo servicio si un día dice “NO” al sexo y el otro no la respeta, y ella intenta frenarlo por distintas formas, y el otro sigue hasta penetrarla, es violación. Pero también sabemos que algunas mujeres se expone a situaciones delicadas frente a hombres que no saben respetar.


Por ejemplo si me pongo un escote y una minifalda no queriendo que me chiflen, es mu