top of page

Como lidiar con los pensamientos intrusivos

¿Alguna vez te has encontrado en situaciones donde tu cabeza pareciera repetir en bucle pensamientos que te dicen que no lograras alcanzar el objetivo, que le caes mal a los demás, que eres tonto, torpe o feo? ¿Y te has cuestionado si estos desaparecerán algún día?


A esa serie de pensamientos que llegan a atormentarte se les conoce como pensamientos intrusivos, dichos pensamientos curiosamente nacen de comentarios previos de terceros que se plantan tan bien en tu mente que crean raíces al grado de asumir que son correctos y válidos.

Naturalmente es prácticamente imposible que no los tengamos puesto que estamos tan acostumbrados a otorgarles peso a las palabras de los demás y nada a las propias, pero es ahí, donde nace la oportunidad de poder aprender a lidiar con ellos.


No es un proceso fácil y mucho menos rápido, pero vale toda la pena intentar, para ello debes comenzar con evitar ser duro contigo mismo; si un trabajo no salió como querías o no encajaste con un grupo de amigos tienes que entender que no fue tu culpa, no hay nada malo contigo, no eres raro y por supuesto que no estás roto.


También te puede interesar: https://www.puntoencomun.com/single-post/como-aprender-a-quererse




Estos pensamientos tienden a salir en los momentos precisos, por ejemplo, ¿Has tenido buenas rachas?, es decir, lapsos de tiempo donde te comienzas a sentirte pleno, tus relaciones interpersonales van bien, la escuela o el trabajo igual y de la nada un día despiertas creyendo que algo malo va a pasar, por ende, comienzas a buscar problemas y errores donde no hay porque no eres capaz de creer que te puede ir bien, que puedes triunfar o no te sientes digno de sentir esa paz, otro ejemplo de ello, sería un día salir con tus amigos, pasarla bien y de un momento a otro comenzar a pensar que sobras o que no eres importante.


Esos son pensamientos intrusivos, pequeños monstruos que les gusta molestar pero solo son capaces de herir en la medida en que tu les otorgues poder, para aprender a lidiar con ellos, no solo debes de aprender a no ser duro, a auto elogiarte, si no debes saber identificar bajo que situaciones comienzas a tenerlos.


Un método que ayuda mucho es escribirlos, sé que en ese momento no tendrás la paciencia y control para sentarte a escribir pero cuando estés más calmado puedes anotar que estabas haciendo cuando esos pensamientos llegaron y que decían, una vez anotados cuestiónate si son ciertos, de ser así responde porqué y que te hacen sentir, posteriormente anota un pensamiento positivo que sustituya al negativo, la idea es comenzar a cortar el enorme árbol con raíces largas que ya tienes de pensamientos intrusivos y plantar otro basado no en ideas preconcebidas que te hicieron creer sino en ideas reales de quien realmente eres.


¿Recuerdas el inicio, sobre si estos pensamientos desaparecen? Muchos si lo hacen y muchos pueden aparecer el secreto aquí es tomar el control, no le otorgues poder a pensamientos que no te definen, si eres capaz de tratar con dignidad y aprecio a los demás ¿Por qué no puedes tratarte de la misma forma a ti?





Importantes
Recientes
bottom of page